Publication:

El Financiero (Costa Rica) - 2021-10-09

Data:

Bonos de tasa fija están entre los más transados en el mercado

Finanzas

Paula Umaña paula.umana@elfinancierocr.com

El gobierno de Costa Rica tiene un importante porcentaje de su deuda pública, más de un 70%, en bonos que negocia en el mercado bursátil costarricense. Como en todo mercado, existen algunos “productos” más buscados que otros, dependiendo de los objetivos de los compradores o inversionistas, pero entre estos los preferidos este año son los de tasa fija en colones y dólares. Cuatro de los cinco bonos más negociados —en cantidad de veces— en el mercado primario, por ejemplo, son títulos de propiedad en colones, con rendimientos entre el 4,29% y el 7,50%. Este año, el Gobierno ha encaminado su estrategia de colocación con el objetivo de reducir los rendimientos a los que coloca sus títulos de deuda. Para un bono como el de la serie CRG230828, que registra 145 contratos en el año, el rendimiento ha disminuido 1,4 puntos porcentuales (p.p) de su primera a su última colocación. Este bono es el que más se ha colocado, en cantidad de contratos, durante el 2021. Se trata de un título de propiedad en colones, con fecha de vencimiento al 2028 y con una tasa facial de 8,16%. El otro título más negociado en el mercado primario es el de la serie CRG250832, con una fecha de vencimiento a más largo plazo que el anterior (2032) y con una tasa facial de 8,33%. Este bono ha reducido su rendimiento nominal en 1,95 p.p. entre abril y agosto. “Al final lo que prevalece es la curva de rendimientos, que en su forma natural es que entre más largo sea plazo más alto es el rendimiento que me genera, me está pagando el costo de oportunidad que estoy asumiendo al comprar un título de más largo plazo”, explicó Adriana Rodríguez, economista y gerente de bolsa de Grupo Acobo. Mercado secundario Por otro lado, en el mercado secundario los cinco instrumentos más negociados son títulos de propiedad en dólares (tp$). El bono más buscado ha sido el G$261125, que reporta más de 700 contratos durante el 2021. Esta serie se negoció el pasado 28 de setiembre con un rendimiento nominal de 4,20% y un valor transado equivalente en colones de ¢132.054.976. Rodríguez señaló que parte de los bonos más negociados, como los de vencimiento al 2024 y 2026 (G$210224 y G$260826) con una tasa facial de 9,20% se emitieron en una época en la que el país se encontraba urgido de fondos y son muy buscados en el mercado porque generan una rentabilidad líquida alta. “¿Eso los hace un mejor bono que otro? No, eso va a depender del objetivo del inversionista. Normalmente uno tiene que fijarse que sea un bono que tenga buena liquidez y que estén bien valorados dentro de la curva de rendimiento del gobierno”, dijo la economista. Los bonos mencionados (G$210224 y G$260826) se mantienen cercanos a los rendimientos dictados por la curva soberana a la semana del 28 de setiembre de este año, fecha de su última negociación en el mercado secundario. Por su parte, Giancarlo Donato y Stephanie Vega, gestor y gestora jr. de negociación de Mercado de Valores, señalaron que ese tipo de bonos en dólares son buscados por participantes como empresas privadas e inversionistas particulares. Sin embargo, explicaron que aunque esos son los bonos más negociados en número de contratos, los bonos en colones continúan siendo los que transan más en cuanto a montos en el mercado secundario. “Si lo vemos por moneda las colocaciones en colones han predominado, por tipo de instrumento los títulos en tasa fija y los de mediano plazo son los que más se han colocado”, comentó Vega, quien señaló que esto se da así porque grandes participantes como operadoras de pensiones buscan dichas características. Tanto Rodríguez como los gestores de Mercado Valores coincidieron en que no existe una receta o estrategia común para invertir en bonos, ya que dependerá de los objetivos del inversionista y su apetito al riesgo. La principal recomendación es recibir asesoría clara y definir los plazos de inversión más convenientes. Plan de colocación Según el plan de endeudamiento presentado en agosto anterior, el Ministerio de Hacienda pretende colocar hasta ¢1,4 billones de colones en el mercado local a través de títulos de deuda interna para el segundo semestre del año. Mauricio Arroyo, subtesorero nacional, señaló que el requerimiento de captación puede reducirse en el tanto se tengan nuevos préstamos de apoyo presupuestario. Otro aspecto que podría afectar el monto anunciado, es la reducción en el déficit financiero proyectado. Al 4 de octubre, el Gobierno ha logrado colocar ¢991.373 millones en subastas de títulos de deuda interna durante la segunda parte del año. Hacienda sigue una estrategia de financiamiento que incluye subastas con intrumentos capaces de alargar el perfil de la deuda y bajar los intereses. Isaac Castro, viceministro de egresos, explicó en agosto pasado que la ruta es sacar de forma constante plazos de cinco y diez años para mejorar el perfil de los vencimientos que deben enfrentar.

Images:

© PressReader. All rights reserved.