L

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

2022-05-14T07:00:00.0000000Z

Grupo Nacion

https://lanacioncostarica.pressreader.com/article/281586654195357

Portada

os bancos centrales en todo el mundo están considerando emitir sus propias monedas digitales. Aunque se suele citar a la inclusión financiera como uno de los principales motivos, esta no es una consecuencia automática. ¿Cuáles son el diseño y la implementación exactos de las monedas digitales de los bancos centrales (MDBC) para que quienes no están bancarizados accedan a los servicios financieros esenciales? Según el Banco Mundial, en el mundo hay 1.700 millones de personas adultas que no están bancarizadas. Sin acceso a los servicios del sector financiero formal, se ven obligadas a recurrir a alternativas que a menudo implican costos o riesgos significativos. Esa exclusión financiera consolida la pobreza, limita las oportunidades e impide que la gente se proteja de las dificultades. Sofoca las posibilidades de un futuro mejor. El primer paso para la inclusión financiera, pero no el último, es la capacidad de hacer y recibir pagos. La gente necesita una manera rápida, segura y barata de transferir dinero. Hasta el momento los bancos centrales satisficieron esta necesidad ofreciendo la forma de dinero más inclusiva que poseemos: el efectivo. Pero si solo usan efectivo, quienes no están bancarizados quedan fuera del sistema financiero formal y carentes de la información y el registro de transacciones necefundamental que trabajemos para cerrar la creciente brecha digital. Los bancos centrales y los responsables de las políticas tienen ahora la oportunidad de explorar reformas, entre ellas, la emisión de dinero digital de bancos centrales para todos. Las MDBC podrían ofrecer la oportunidad de superar algunas de las barreras que enfrentan quienes no están bancarizados. Los servicios tradicionales tienen costos y requisitos potencialmente prohibitivos, como tarifas por transacción, el mantenimiento de saldos mínimos en las cuentas o la necesidad de demostrar formalmente la identidad. Otros obstáculos adicionales son el bajo nivel de confianza en los pagos digitales y la falta reducir los costos y, en última instancia, ampliar el acceso. Un beneficio adicional de las MDBC es que por su propia naturaleza incluyen las ventajas únicas del dinero de los bancos centrales: seguridad, irrevocabilidad, liquidez e integridad. Las MDBC podrían evitar muchos de los intereses comerciales creados que surgieron alrededor de los sistemas de pago y generaron ineficiencias y costos para los usuarios. También podrían reducir los costos con la eliminación de los riesgos de crédito y liquidez inherentes a otras formas de dinero digital. Las MDBC podrían mejorar y conectar los sistemas de pago, tanto nacionales como internacionales. Podrían alentar a los países con infraestructuras

es-cr