Publication:

La Nacion (Costa Rica) - 2021-10-14

Data:

Cultura vial

EL MUNDO

Desde mi estudio veo todos los días dos buses que llegan a dejar niños en una escuela cercana. Uno pasa raudo, desaforado, aunque a los 75 metros hay una curva sin señal. El otro chofer conduce despacio, toma las previsiones porque se aproxima a la curva. Esto me lleva de inmediato a relacionar la cultura del conductor costarricense, en el cual impera la imprudencia, el irrespeto y la irresponsabilidad. Vemos accidentes de tránsito graves a cada rato a causa del exceso de velocidad, falsos adelantamientos, ebriedad, drogadicción, despistes, fallas mecánicas, etc. Añadiría el pésimo estado de las carreteras (huecos, baches y grietas), máxime en esta época lluviosa. Entre las causas de mayor gravedad, evidentemente, predomina el exceso de velocidad, asociado a la conducta emocional de los conductores, incluido el atrevimiento de los motociclistas, cuyas cifras de accidentes mortales son alarmantes. Es necesario crear conciencia para la construcción de una nueva cultura vial, promover hábitos para respetar las leyes de tránsito y salvar vidas. Debemos devolver la seguridad y la paz a nuestras carreteras, a nuestras ciudades, a nuestras familias. José Rugama Hernández san José

Images:

© PressReader. All rights reserved.