Publication:

La Teja - 2021-10-14

Data:

Enfiestados bien recetados

Sucesos

Adrían Galeano Calvo adrian.galeano@lateja.cr

Las puertas del Hospital de Niños quedaron cerradas para los dos estudiantes de medicina sorprendidos en una fiesta ilegal en Santa Ana la madrugada del 2 de octubre Los estudiantes son de apellidos Picado y Montero, ambos de 25 años, y son de la Universidad de Ciencias Médicas (Ucimed). “El Hospital Nacional de Niños tomó la decisión de suspender su asistencia hasta tanto no tengamos un pronunciamiento de su casa de estudios”, dijo la doctora Olga Arguedas, directora del hospital y quien explicó que el cupo (campo clínico) de ambos fue suspendido. Durante los próximos seis meses no podrán hacer la rotación de internado que realizaban en Pediatría. Esta medida se contemplaba desde la semana pasada en el hospital, cuando Arturo Solís, supervisor de los practicantes del hospital, dijo que era muy posible que los dos estudiantes no fueran recibidos más. “Probablemente no (los reciba). Yo creo que parte de las enseñanzas que uno tiene es el ‘dime con quién andas y te diré quién eres’. Se incurrió en una falta y uno no desearía que personas que tienen esos antecedentes regresen al hospital. Honestamente no”, dijo Solís anteriormente. En manos de la “U”. Inicialmente la doctora Arguedas había dicho que el Hospital de Niños iba a realizar una investigación sobre lo sucedido, pero la decisión de dejar fuera a los estudiantes deja esa labor en la Ucimed. “Con respecto a los estudiantes de medicina que estuvieron involucrados en el incidente de la fiesta clandestina, tenemos que destacar que el asunto, toda la documentación y los antecedentes fueron a la universidad a la que estos jóvenes estaban adscritos y es a la universidad a la que le corresponderá imponer las medidas pertinentes”, detalló Arguedas. La semana pasada la Ucimed informó que abriría una investigación para determinar si los estudiantes cometieron alguna falta que amerite una sanción, pero no entraron en detalles. Sería la universidad la que determinará si Picado y Montero deben iniciar de nuevo su internado o si pueden retomarlo en otro hospital que los acepte. Libre. En cuanto al médico residente del hospital México apellidado Marín y de 27 años y al que también se le vincula con la fiesta ilegal, este no recibirá ninguna sanción disciplinaria. Así lo confirmó a La Teja el doctor Douglas Montero, director de ese hospital y quien explicó que por medio de una investigación se determinó que Marín no participó. “Él lo que venía era de recoger a la novia de esa fiesta, fue detenido en un retén, no en el lugar. Se hizo la investigación y se determinó que ingresó a la hora correcta y trabajó de forma normal”. Añadió que ese día a Marín le hicieron una multa por irrespetar la restricción vehicular y no por manejar tomado.

Images:

© PressReader. All rights reserved.